¿Qué son los adaptógenos?

Los adaptógenos, ya sean hongos medicinales, hierbas, especias o tinturas, se han utilizado durante siglos en algunos folclores y en la medicina oriental. La medicina occidental, es decir, la de nosotros, es un poco lenta para usar adaptógenos para tratar síntomas o ayudar a prevenir enfermedades.

Algunos de estos adaptógenos pueden reducir el estrés en el cuerpo, pero los mecanismos exactos de cómo lo hacen aún deben investigarse. Puedes pensar en los adaptógenos como pequeños soldados que ayudan a nuestro cuerpo a combatir el estrés y ayudan a que nuestro cuerpo regrese a un punto de referencia estable de salud y bienestar.

Los adaptógenos también pueden actuar como un regulador de los niveles de energía y estrés. Por ejemplo, si está experimentando un alto estrés, pueden ayudarlo a “calmarlo” normalizando su cuerpo sin sobreestimularlo. También ayudan a apoyar nuestra función suprarrenal y nuestro sistema nervioso central. Los hongos medicinales, en particular, son excelentes para ayudar a nuestros cuerpos a utilizar el oxígeno de manera eficiente.

Entre sus beneficios están:
Ayudan a combatir la inflamación diaria cuando se agrega a nuestras dietas a través de polvos o formas de suplementos. Más allá de eso, los adaptógenos específicos tienen sus propios beneficios para la salud o “objetivos” más específicos. Diré que debido a la falta de estudios en este género de alimentos funcionales, mi consejo es usarlos con discreción y siempre presta atención a cómo se siente tu cuerpo después de comerlos, eso es todo lo que importa al final del día.

¿Cuáles son?
Cúrcuma.
Hongos medicinales como chaga, reishi y king oysters.
Ginseng Asiático.
La rodiola se ha utilizado para ayudar a controlar los niveles de cortisol y normalizarlos a niveles saludables y mejorar el bienestar mental / emocional con un aumento de la función cerebral.
Holy Basil (Tulsi) se ha utilizado como potenciador de la libido, pero también como protector del hígado y antioxidante.
Polen de pino.
Schisandra que puede ayudar con el rendimiento físico, reduciendo la ansiedad y el cortisol cuando está elevado.
Ashwagandha se ha utilizado para aumentar la energía, equilibrar los azúcares en la sangre, aumentar la resistencia y fortalecer el sistema inmunológico de manera similar al ginseng asiático.

Lina Noriega
Lina Noriega

COMPARTIR

Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp

Más tips y recetas nutricionales

X